jueves, 2 de noviembre de 2017

Que no me lastimes




Si hoy entras aquí, en mi vida, si dejas que te ame, si tus labios quieren besarme entonces:
No traigas mentiras por favor, déjalas fuera.

Descubre tu alma y muéstrame que no serás otra farza inventada, porque ya no creo poder resitirla.

Cumple cada una de tus promesas aunque sólo sean tonterías, porque aquí estaré esperándote como una niña espera sus dulces.

No te atrevas a entrar en mi corazón para luego lastimarlo,  porque mis maldiciones irán contigo donde vayas.

Si te estoy entregando mi ser por favor no lo hagas añicos.

Tengo el alma joven pero ya marchita y lastimada.

A fuerza de sufrimiento me he ido volviendo un ser desconfiado, no creo en los amores salvo el de los libros.

Me estás diciendo que me amas, que me extrañas, para luego no volver. Entonces no juegues conmigo, porque no podré soportarlo.

Te estoy dando mi esencia aquí la ves?

Extiendo mis manos a tí y me entrego, pero si no me vas a corresponder es preferible que te marches.

Cierra la puerta tras de tí, no importa, estoy acostumbrada a la soledad y prefiero esto a volver a sufrir.

Por eso si no vuelves dejámelo saber para no estar esperando lo que nunca cumplirás.


Y tal vez un día...




Desearía en esta fría noche, con aire congelado, ir a golpear cada puerta de la ciudad para decirles a todos que te amo.

Que así como llegó el frío esta mañana sin aviso, y congeló todo, así llegó tu amor a mi vida sin avisar, ni pedir permiso.

Llenaste mis días de alegría y sonrisas, de esperanza y misterio.

Hiciste que los amaneceres fueran despedidas y esperara el crepúsculo ansiosa. Que las horas del día se hicieran eternas y las noches se  terminaran pronto.

En secreto empecé a amarte, ¿cómo? no lo sé; te hiciste indispensable, así como para vos es necesaria la sangre, para mí lo fueron tus palabras, tu presencia.

Anhelo besarte a cada instante y momento. Saborear tu boca con gusto metálico, sentir cómo tus dientes desgarran mi cuello en busca de tu preciado alimento y yo maravillada me dejo, porque es tu forma de amarme.

Pero no puedo decirte que te amo, maldito arrogante, si supieras de este sentimiento te burlarías de mí. He descubierto que nada te diferencia, hombres mortales o vampiros son iguales.

Y entonces tengo callo, trago mis sentimientos, siento este agónico deseo de extrañarte, que me digas "Te amo".

Maldito!! Te has filtraste en mi corazón como un veneno imposible de arrancar, que avanza por mis venas y llega hasta mi pecho y lo hace explotar.

Pero yo me conformo con tu compañía con tus cuentos y tus historias, hablando hasta el amanecer porque es imposible cansarme a tu lado.

Y vos ni te das cuenta, sólo dices que "soy una buena compañía". Mientras muero de celos por aquellas que caen bajo tu belleza, esa que te hace único, tus encantos, como todo depredador, felino, lindo, listo para la caza.

Tal vez un día me ames, o nunca lo hagas y vos tenés la eternidad y a mí me queda tan poco tiempo.



martes, 26 de julio de 2016

Cómo se puede estar sin vos?






Después de tanto pelear contra esa maldita enfermedad ya estás bien, ahora corre mi sangre x tus venas, estás bien, puedo volver a ver tu sonrisa en esa carita tan desmejorada, llena de ojeras, pero viva y eso es lo único que puedo festejar.

Durante este tiempo tuve miedo, imaginar estar sin vos, cómo se podría seguir viviendo sin tus ocurrencias, sin tus chistes malos, sin todas esas monerías, con quién podría leer mis libros, quién podría acaso entender mis gustos colocarme alguna etiqueta, a quién volvería amar locamente?

Si, tuve miedo y muchas veces maldije la vida pensando que no era posible que dos veces me pasara lo mismo, no, no lo soportaría otra vez.

Este ha sido un mal año, la muerte ha rondado por nuestra cabeza más de lo debido. y eso es casi imposible soportar.

Prometo dejarte descansar de la mala música, que iremos de viaje donde vos quieras, y hasta juro que no protestaré cada vez que me hagas ver esas malas series que tanto te gustan o elijas una peli que ya vimos un millón de veces, con la q inevitablemente termino llorando, (ves? no me avergüenza llorar delante tuyo aunque digan que los hombres no lloran, esa es una mentira)

Hoy estás acá conmigo, puedo abrazarte y sentirte a mi lado, (basta de twittear!)

Adoro hacerte enojar, me encanta tu pasión x las causas injustas, y aún cuando estabas luchando contra la muerte seguías pensando en nuestros chicos, en si habían recibido todo, quien se estaba ocupando de la organización, sos una persona increíble!

Cómo alguien podría alejarse de vos, respirar lejos de tu lado, perderse tu luz y tu alegría, tu fuerza y tus ganas, tu rebeldía ante lo que no debe ser?

Aquellos que se han ido sólo han desperdiciado tu tiempo, y vos aprendiste algo, ya no pienses más, ya resolví un par de temas, ya empezarás a soltar aquellos que te lastimaron porque no podrás encontrarlos, yo me ocuparé de que seas feliz porque " ya vas a ver como van sanando poco a poco tus heridas"



Estoy acá para hacerte feliz!












domingo, 12 de junio de 2016

Tu guardián...





Duerme, amo verte dormir acá a mi lado o a través del monitor, no importa dónde. Ahora tu sueño es tranquilo, es como que en ese instante te transformas en un ángel. Todavía recuerdo cuando hace 9 años atrás debía ayudarte con tus pesadillas y la impotencia se apoderaba de mí porque no podía hacer nada, no me permitías intervenir, no me dejabas ir y hacer justicia con mis propias manos. Pero ahora eso no pasará.. estoy acá para defenderte, nadie ni nada te volverá hacer llorar ni te volverán a lastimar ni a jugar con tus sentimientos, esta vez no volveré a hacerme a un lado aunque me lo pidas por favor.

Como los mónere seré tu guardián..  por siempre y para siempre...

Para toda la eternidad.. 



viernes, 20 de mayo de 2016

Dejarse llevar




Y aún después de 9 años, siento que siempre ha sido así, cada día es volver a empezar y eso es lo genial de esta relación.

Encontrar alguien con quien al fin podés pensar en voz alta sin que por toda respuesta sea un asentimiento o una expresión que a uno le genera deseos de estamparlo contra la pared.

La vida a veces aunque no lo creas te reconforta, te anima a cosas que hasta ayer ni siquiera imaginabas que podrías hacer. Como ese interminable viaje hasta Santa Cruz cada 15 días o lo más arriesgado de todo, cerrar los ojos y dejarse llevar...

Confiar.. algo que no he hecho nunca a lo largo de toda mi vida, ni siquiera en mi sombra, y vos hiciste que pudiera hacerlo, creer en cada una de tus promesas que invariablemente cumpliste una a una.



Apoyarte en ese emprendimiento que comenzaste cuando cansado de viajar de país en país, renunciaste a todo y vuelta a arrancar, y creí que podrías, sabía q llegarías a donde estás hoy, y hacerme partícipe de eso me hace sentir por una vez en la vida que alguien me valora, me tiene en cuenta, aprecia mis opiniones y no sólo las escuchas sino también que las lleva a cabo. Miro hacia atrás y veo cuánta gente famosa hemos conocido y me da bronca no poder decir nada por esos molestos acuerdos que hemos firmado, pero también me causa gracia, porque acaso importa que otros sepan todo lo que hemos hecho y hasta dónde hemos llegado? No, la respuesta sencillamente es NO.

Pensar que todo esto comenzó en el día más negro y más horrible de mi vida, el día que pensé seriamente que ya no había motivo para seguir y dejaría de pararme en la senda amarilla que me impedía saltar y hacerlo, sin importar las consecuencias. En ese segundo, alguien me preguntó si podía ayudarlo a buscar la estación Loria y para mis adentro pensé justo hoy? Recuerdo que me di vuelta con ganas de decirte que buscaras a otro que justo hoy no te podía aydar, pero te vi, vi tu sonrisa que era como el sol y algo me dijo que te ayudara, y fue así como comenzamos a charlar, como supe que jamás habías tomado un subte y que era tu primera vez en Bs As. Será que eso no fue una casualidad? No, vos y yo sabemos que no existen las casualidades que somos nosotros los responsables de cada una de nuestras acciones y que a veces hay causalidades que te llevan de la mano hacia lugares que no sabías que existían o te presentan personas realmente increíbles, tampoco lo voy a negar esas causalidades muchas veces te hacen cruzarte con gente de mierda, muchas, más de las quisiéramos conocer, pero bueno es lo que hay.





Y desde ese día no nos separamos más, me convertí en tu guía de la ciudad, fue muy loco cuando alquilaste el departamento, que estaba a dos cuadras de la estación Loria, esas cosas realmente increíbles.

Cuando peleábamos porque no te gustan las multitudes ni los lugares cerrados y yo quería ir al cine, cuando me enseñaste que se pueden crear nuevos recuerdos y fuimos a todos y a cada uno de esos lugares que habían quedado marcados por aquel desgraciado que me traicionó sólo por obtener un buen trabajo y cuando lo hubo logrado se deshizo de mí como si fuera basura, algo que no sirve y se tira. En ese momento no me creíste y pasó mucho tiempo, hasta este año que comprendiste que tenía razón y está bien, porque tal vez tu insistencia me ayudó a que abriera los ojos y viera que aquello que vi en aquel tiempo y que luego el tiempo suavizó y pintó con la pátina del olvido, que transforma las cosas feas en cosas tal vez confusas, era real, aquel al que había amado con mi alma no era más que un rufián, una mala persona que esperó para que el día que me convenciera que lo podía perdonar y empezar de vuelta, fuera él el que me daba la espalda. Pobre estúpido, creyendo que me afectó aquello de no volverme a hablar. Ese cretino que ni dignidad tiene para renunciar al trabajo que obtuvo no por sus logros sino x acomodo, por mi ayuda. Pero ahora sé que en la vida todo vuelve y un día estará en mi lugar, un día sentirá lo que yo sentí y sabrá lo que duele.

Te veo, cuánto has crecido cómo has cambiado, lo mucho que nos entendemos y todo vuelve a ser perfecto y hermoso como debió haber sido desde el principio de los tiempos.

Por eso hoy sé que si hay algo hermoso en esta vida después de haber sufrido tanto, de tantas lágrimas y tanto miedo, es dejarse llevar.

Tomo tu mano y sé que caminaremos por el resto de la vida vos y yo juntos y todos nuestros proyectos caminando a nuestro lado.

Gracias por ser lo mejor que me pasó y por enseñarme a hacer la plancha







jueves, 28 de abril de 2016

Cuando se ama de verdad!

Es tan increíble lo que siento en este momento que sinceramente no hay palabras para expresar todas esas mariposas en la panza que hacen cosquillas y juegan dentro... Lo bueno de estar sencillamente feliz es que no tenés hambre y ayuda a la dieta.



A veces me pregunto por qué es tan complicado el amor, se quiere o no se quiere, por qué tanta vuelta? Por qué buscar excusas para evitar a esa persona que supuestamente querés? Y por qué el otro acepta las excusas de aquel que te evade? Hace unos días me di cuenta que cuando alguien realmente tiene deseos de estar con el otro no hay cielo ni tierra que lo impida.

Encontré esto en otro blog y me pareció tan lo que yo sentí:

No deja de impactarme cómo muchas veces las mujeres seguimos justificando la falta de interés y la distancia de los hombres con los que emprendemos una relación. Hasta nos culpamos.
Para dar un ejemplo - de varios-, hace poco una amiga me contó que conoció a alguien especial: "Me sentí tan cómoda. Nos abrimos en una charla tan profunda y nos dimos unos besos tan lindos.", dijo.
Pero él no volvió a llamarla. "Quizás está asustado porque se abrió demasiado y le dio vergüenza. Convengamos que tiene un pasado muy complicado", nos escuché diciendo hace poco .
Hablando de relaciones fallidas, muchas otras veces nos encontré apelando a viejos recursos de auto convencimiento como: "cuando ponga su vida en orden se va a abrir más al amor"; o "quizás tiene demasiado trabajo", "quizás debería ignorarlo y así esté más pendiente", "sería mejor mimarlo mucho más y tal vez se enamore", "no voy a ser tan pesada", "voy a darle las mejores noches de su vida". En fin, unas cuantas sentencias tontas, llenas de energía mal orientada y perfeccionismo. Estrategias muy mentales cargadas de soberbia. En vez de darnos cuenta que simplemente no nos quieren, elegimos creer que podremos enamorarlos y que nos van a elegir. Se llama soberbia, sí.
Es muy difícil dejar ir a alguien que uno quiso, que tal vez vos seguís enganchada como una tonta y al otro le da lo mismo si en este instante te pasó un subte por encima y que si se entera no le va a importa en lo más mínimo, porque si cuando realmente lo necesitaste te dio la espalda, si te prometió miles de cosas que luego se arrepintió, entonces no es amor.

Amor es dejar todo lo que se soñó para correr a tu lado cuando sentiste que el  suelo se abría bajo tus pies, el mundo se te estaba cayendo encima y no sabías qué hacer, ese día que pasó el fantasma de la muerte y de un plumazo te limpió la gente y mascotas que adorabas, dejándote sola y hecha un puñado de lágrimas.

... y el príncipe llegó una madrugada de lunes a las 4 de la mañana cuando abril se olvidó que era otoño y el frío taladraba los huesos, después de 20 días de horrible lluvia. Cuando la humedad hace que el pelo no haya manera de peinarlo y terminaste atándolo que era la única forma de controlarlo. Y aunque sabía que no dormiría por 20 hs no importó, nunca nada es primordial cuando llega él, porque la vida cambia considerablemente para pintarte sonrisas y sentir el calor de la alegría allí pintada en tu cara. Porque la vida se ve más fácil a través de sus ojos.




Fundirse en un abrazo que esperabas hace tanto tiempo, llorar hasta que no quedara ninguna lágrima, que con sus besos te ponga curitas en el corazón, hasta que las heridas más grandes vayan cerrando.

Pedir disculpas de mil manera, sobre algo que dejó de ser trascendente cuando lo único fundamental es estar juntos y el conflicto desapareció, ya no interesa que hayas usurpado mi correo porque tu intención era buena y qué sentido tiene pelear o discutir por esas cosas, si con él siempre fue fácil poner las manos en el fuego porque sabía que nunca me podría quemar, algo que nunca había pasado.

Dormir en un abrazo el sueño tranquilo de saber que ahora y en adelante podré estirar la mano y saber que está ahí a mi lado y que no te irás.


Esa mañana todo volvió a ser normal como si nunca te hubieras ido, como si despertara de la peor pesadilla y ver tu sonrisa hermosa, contagiosa, que puede hacer que la tristeza pierda su poder y se convierta en alegría.

Y volvieron los días de pelis y libros, de pelear por un lugar en el placard, o si pintamos la cocina de verde o salmón.

Volvió todo a la normalidad y eso ya es mucho..







sábado, 16 de abril de 2016

Yo sin vos no soy nada





La historia comienza cuando dos personas que ni soñaban con conocerse terminan encontrándose. En el instante menos esperado pero en el momento indicado.  Nosotros

Ya sabés que no es escribir lo mío, a mí dejame la electricidad y su magia, por eso busqué todas estas frases que dicen lo que yo siento y no sé como decirlo

Y aprendí que las historia no se escriben solas, que se necesitan de las palabras para que se empiecen a escribir. Que no todas comienzan con "Había una vez" ni terminaron con un "Felices para siempre", que algunas nunca pasan del prólogo, que "adiós" no significa el punto final. Hay unas que las terminas de escribir con lágrimas y las vuelves a leer y te das cuenta que otra vez te harán llorar. Que la historia comienza con un sueño y por lo tanto jamás se debe dejar de soñar.


Porque simplemente te quiero más allá del infinito y hacés que mi días sean hermosos. 




- Y cómo sabés que la amás?

Si me toca el corazón se me acelera, si me habla me saca una sonrisa, si me besa me hace tocar el cielo. Porque apareció de repente y poco a poco se convirtió en mi vida. Por eso sé que la amo.





Quiero dormir con ella, en sentido más inocente de la palabra.
Quiero darle un beso de buenas noches, apagar la luz y acostarme a su lado.
Quiero estar allí y oírla respirar el mismo aire que yo.
Quiero compartir la misma frazada y el calor a medida que va a la tierra de ensueños.
Quiero compartir uno de mis lugares favoritos.
Quiero abrazarla y sentir sus brazos envueltos a mi alrededor
Quiero ser lo último que vea en la noche y lo primero que vea en la mañana.
Quiero empezar y terminar lo cada día diciéndole lo mucho que la amo.
Yo la quiero para toda la eternidad y podría estar infinitamente explicando por qué.





Y hoy en este momento voy a decirte que mañana tomaré un avión y estaré allí a tu lado y no dejaré que nunca nadie más vuelva a lastimarte, porque sabés qué? Me cansé de los rusos y volveré a vos, basta de tanta distancia, son sólo un par de horas y podré abrazarte y llenarte de besos e impedir que vuelvas a hacer bobadas